Brian Wilson performing Pet Sounds en Primavera Sound 2016

Brian-Wilson-34Rp1

Foto: Pablo Luna Chao

Por: Jesús Boyero

(Publicado originalmente en Indiespot)

El nombre del líder de los Beach Boys aparecía entre los estelares del cartel de esta edición, en el papel de cita destacada para nostálgicos. Acompañado por Al Jardine, Blondie Chaplin y hasta una docena de músicos, la presencia de Brian Wilson reviviendo uno de los mejores discos de la historia del pop prometía sonrisas y lágrimas.

Lo más comentado durante y después del concierto era el deterioro físico de Wilson, quien, parapetado tras un teclado que apenas utilizó, cedía las lineas vocales agudas al falsete de Matt Jardine (hijo de Al). No obstante, queremos romper una lanza por el genio californiano: antes de las canciones, Brian las presentaba con cierta energía y parecía estar disfrutando con traernos un pedacito de la historia de la música. A su edad y tras lo pasado, tal vez lo mejor sería quedarse en casa, pero recibir el cariño de la gente le hizo esbozar sonrisas, y su música hizo brotar en nuestros ojos las lágrimas.

La interpretación de Pet Sounds se ciñó firmemente al guión establecido en la grabación que acaba de cumplir 50 años. La mayor alteración quizá tuvo lugar en el tema homónimo, donde los solos de saxo y percusión levantaron muy arriba la brisa exótica. Como el álbum se queda corto para abarcar una actuación entera, esperábamos algunos bises. Pero no tantos como los once temas de surf, doo wop y rock and roll que conformaron un concierto totalmente distinto. Tras ‘Good Vibrations‘, Wilson cedió el protagonismo, y lo asió con fuerza Blondie Chaplin con su actitud de Rolling Stone, llevando la intensidad a un punto muy lejano a ‘God Only Knows‘ o ‘Caroline, No‘. Clásicos como ‘Surfin’ USA‘ y ‘I Get Around‘ hicieron bailar incluso al sector parlanchín que, una vez más, no había respetado la experiencia de los demás, pero la atmósfera de este segundo acto de la función se nos hizo rara al compararlo con el primero. Por esta razón y por el archimencionado estado de la estrella, el regusto final fue un tanto agridulce.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s